Liceo Artístico Quilpué

​EDUCAR A TRAVÉS DE LAS ARTES

Educar a Través de las Artes. Nuevo Modelo para la Integración de Conocimientos y Saberes.

Teorías contemporáneas entregan al arte cumple un papel especial como medio educativo. La actividad artística exige fantasía y creatividad y desarrolla la sensibilidad por los valores éticos. El arte es siempre en un medio sensorial (colores, formas, tonos, sonidos, etc.); y una expresión de una voluntad plasmadora que trasciende la manifestación puramente sensorial. Por eso es el mejor mediador entre la naturaleza sensorial y la naturaleza espiritual del ser humano.

Como lo expresaba Schiller, siempre en términos bastante radicales como hombre de poesía: “No existe otro camino para desarrollar la racionalidad del ser humano sensitivo, que desarrollar primero su sentido estético”.

La educación artística en Chile ha sido una incorporación reciente. Si bien la historia del arte en Chile data de tiempos de la colonia y fue durante la construcción de la república donde es más nítida su huella hasta nuestros días, las nuevas concepciones nos empujan a ver esta dimensión de la educación ya no desde una óptica meramente operativa o justificada como un accesorio para fines meramente prácticos, sino que es posible vehiculizar aspectos emocionales y valóricos a partir de mediaciones artísticas educativas e incluso considerar el trabajo colaborativo entre asignaturas tradicionales con aquellas que hasta hace algún tiempo eran consideradas “menores” dentro de los planes y programas de estudio.

Hasta hace algunos años había un consenso oficial en que el arte cumplía un papel totalmente marginal en la educación. En las últimas décadas la noción de que los conocimientos ya no son exclusivos de la formación académica ni menos de la instrucción educacional,producto de la revolución tecnológica de internet y el proceso creciente de relaciones virtuales en las áreas de la socialización, han retrotraído esa idea del arte como un aspecto menor en la educación a ponerlo como un elemento sustancial en las nuevas épocas y en los nuevos desafíos civilizatorios.

En la propuesta de Educación a Través de las Artes del británico Herbert Read, plasmada en su texto Education Trough Art de 1942, coincide con los postulados de Platón respecto de que las artes deben ser la base de la educación y que los fines educativos deberían apuntar hacia una esencia de lo bello, que en la estética clásica consigna a lo bueno y la virtud moral. Para Read la educación artística, estaba ligada al desarrollo de la apreciación estética y a su integralidad en relación de las diferentes dimensiones humanas consideradas desde una dimensión expresiva tales como lo auditivo, lo visual, lo cinético, lo verbal, etc. en relación de “reconstruir psiquis fragmentada”.

Según sus posturas educativas y artísticas, la educación a través de las artes no solo cambia al individuo a través de la educación en relación a su sensibilidad frente al mundo, sino también las dinámicas sociales.

Es posible encontrar como bases epistémicas de la Educación A Través de las Artes a Filósofos como Platón, a intelectuales Freud y Joung y artistas como Schiller y contemporáneamente a académicos e investigadores que van desarrollando ideas más vinculadas a la pedagogía que a la estética. Tal es el caso de Irena Wojnar quien propone relaciones de coherencia entre el pensamiento clásico y la estética moderna. Uno de sus planteamientos importantes en la formulación filosófica de la educación a través de las artes tiene relación con la creciente importancia de la imagen en la sociedad y la gran influencia que esta tiene en la acción educativa para la formación de espíritus abiertos y críticos. Para Wojnar, la educación a través de las artes favorece una actitud que reúne la experiencia, la percepción, el saber enriquecido en su contacto directo con el arte y la creación. Por ello esta nuevo enfoque a la educación artística requiere y supone actividades libres para la promoción de la espontaneidad de las expresiones humanas.

Tomando un caso más contemporáneo aún, en su libro “La inteligencia emocional”, el estadounidense Daniel Goleman muestra convincentemente cuán importante es una buena educación del ámbito emocional en nuestra sociedad actual tan propensa a la violencia. Una educación que se activa a través de las expresiones estéticas, que se constituye desde la libertad y la diversidad, es de por sí una educación que reconocerá el sentido humano de artefactos y prácticas sociales y por ende de una construcción más sintética y coherente de la condición humana y sus contextos sociales.

La educación artística y el modelo de particular de educar a través de las artes promueve una capacidad perceptiva incrementada, el sentido estético y la sensibilidad junto con la afirmación de la propia voluntad expresiva. Estos se convertirán en elementos eficaces para desarrollar la inteligencia emocional; y son elementos que se desarrollan a través de la actividad artística, centrada en un aspecto diferente para cada etapa del desarrollo.

En su libro “La teoría de las inteligencias múltiples”, Howard Gardner, exponiendo el resultado de años de investigación, declara que ya no basta el concepto tradicional de inteligencia, definido sobre la base del cociente intelectual, que éste no responde de modo alguno a la inteligencia efectivamente requerida en la vida. Para él, aquello que se expresa en la música, el arte, la danza, el teatro o en la relación con el propio cuerpo es una parte de la inteligencia tan importante como la capacidad de relacionarse con uno mismo y con los demás. Además estas últimas capacidades, la competencia personal y social, son calificaciones decisivas en el mundo actual del trabajo. La escuela que se compromete con la educación artística y con educar a través de las artes, es en la actualidad un modelo escolar que convierte las convicciones de la creación, la libertad y la imaginación en herramientas para producir seres humanos más inteligentes y con mayores capacidades de adaptación a la exigencias productivas que se presentan en la sociedad posmoderna.